La tormenta perfecta

Barco navegando en la tormenta, las olas inundan con violencia la proa, peligro de nadar entre el océano de sábanas de esta pesadilla que a su mundo asola.

Anuncios

El jardín de los libros prohibidos (II)

(...) Cuando el hombre hubo terminado de relatar su historia, Adela le abrazó, ya no sentía el frío, ni la lluvia resbalando por su rostro, estaba anestesiada asimilando la historia recién contada. ¿Cómo podía ser todo aquello? Antes de despedirse para siempre, el joven le dio una pequeña caja, bonita y elegante que se guardó en el bolsillo. … Continúa leyendo El jardín de los libros prohibidos (II)

El jardín de los libros prohibidos (I)

- ¡Qué alegría verte!- gritó Samuel con los brazos abiertos. Adela corrió hacia él y sintió un profundo alivio al abrazarle. Aspiró el aroma de su infancia y pensó para sí "Ya estoy en casa" -  ¡Qué ganas tenía de verte, rapaciño!- le dijo mientras él la ayudaba con el equipaje. - He traído el … Continúa leyendo El jardín de los libros prohibidos (I)