Cómo diseñar y restaurar nuestro jardín (II). Un edén de plantas

En el taller de hoy continuamos con la reforma del jardín, pero esta vez ponemos el foco en las plantas que vamos a elegir para que habiten en él. La planificación aquí es esencial aunque la intuición y el gusto de cada uno es parte también importante.

Mi jardín, como ya sabéis por el anterior post, está compuesto de plantas aromáticas y medicinales en su mayoría autóctonas. ¿Cómo es vuestro jardín? ¿Qué plantaríais en él? Son preguntas clave a responder.

Así que comencemos por hacer una visita al vivero ¿Me acompañáis?

IMG_20170428_133138

Planificación de los cultivos del jardín

Para elegir las plantas que vamos a poner en los parterres antes tenemos que tener en cuenta varias cosas:

1. Objetivo del jardín.

IMG_20170521_175550

¿Qué queremos conseguir de nuestro jardín.? Esta cuestión nos lleva a otra ¿Qué tipo de jardín queremos tener? Un jardín exclusivamente ornamental con flores de especies exóticas (flores de vivos colores, árboles singulares, jardín de suculentas, etc.), un huerto-jardín para autoconsumo, un jardín ecológico para atraer pájaros e insectos benignos como las abejas, etc.

 

 

 

En mi caso, tuve muy claro desde el principio que quería un jardín de plantas aromáticas autóctonas y por lo tanto resistentes a las condiciones climáticas. Mi jardín tiene básicamente una función ornamental pero también una función ecológica, ya que atrae a insectos que ayudan a la polinización, es refugio para la fauna (viven en él algunos reptiles como por ejemplo lagartijas y en la fuente tengo la suerte de albergar algunas ranas; las abejas atraen a pájaros insectívoros como el abejaruco, que goza de un sitio propio para criar cada año). Un tercer objetivo es el autoconsumo, pues recolecto las flores y hojas para secarlas y realizar con ellas ricas tisanas y esencias aromáticas para jabones.

insect-1977345_960_720
Abeja posada en flores de lavanda
european-bee-eater-2118782_960_720
Abejarucos dándose un festín

La finalidad de nuestro jardín nos ayudará a escoger las especies de plantas más convenientes para crecer en él. Si nuestro objetivo es crear un jardín ornamental, nos fijaremos en plantas que tengan flores bonitas y llamativas con hojas de formas bellas y extravagantes.

2. Condiciones climáticas.

¿Hace mucho calor en el jardín en verano o hiela en invierno? ¿Hay  zonas de sombra o por el contrario las plantas estarían expuestas al sol durante largos periodos de tiempo al día? ¿Llueve mucho o por el contrario hay escasez de agua?

Una vez que sabemos bajo que clima van a vivir nuestras futuras plantas podremos elegir las especies que más se adapten a ellas. Lo que recomiendo en este caso es comprar o plantar especies que sean autóctonas, es decir, propias del territorio y del clima que allí se da, ya que se adaptan perfectamente a las condiciones del medio y también son menos vulnerables a plagas y enfermedades.

Para mi edén particular elegí plantas aromáticas y medicinales propias del bosque mediterráneo como por ejemplo: Espliego, Santolina, Cantueso, Tomillo común, Mejorana, Jara, Verbena, Hierba de San Juan, Malvas, Romero, etc. Son plantas adaptadas a la fuerte estacionalidad del clima mediterráneo el cual destaca por una moderada escasez hídrica, largas exposiciones a la luz (sobretodo en verano) y elevada variabilidad de temperaturas entre verano e invierno.

IMG_20170428_192416
La primavera llega al bosque mediterráneo en los Montes de Toledo (Luciana, Ciudad Real)
IMG_20170430_154251
Parterre recién plantado con verbena roja y tomillo común florecido

También para aumentar la riqueza y variedad biológica del jardín he intercalado con las aromáticas autóctonas, plantas de sol y sombra (Albahaca, Orégano, Melisa, Violetas, Menta, etc.) que aunque necesitan un mayor aporte de humedad, situándolas en un lugar adecuado del jardín se  pueden adaptar con facilidad. He colocado estas plantas en parterres de sol y sombra, junto a la fuente para que tengan la humedad y frescor que necesitan.

En este apartado quiero hacer mención especial a las plantas invasoras como por ejemplo: mimosas, plumeros, estragón, hiedras, mentas, hierbabuenas, etc. Hay que tener cuidado con ellas debido a que pueden invadir nuestro jardín perjudicando a otras plantas y privándolas de sus recursos. También habrá que controlar que no salgan fuera del jardín, puesto que no podremos controlar bien su desarrollo en el medio natural.

Las especies exóticas adaptables a nuestro de clima son un peligro también para el ecosistema natural. Habrá que cultivarlas con control si fuese el caso.

3. El suelo

El suelo es una condición básica e indispensable a la hora de diseñar el jardín y pensar qué especies de plantas son más idóneas.

Como bien sabe todo aficionado a la jardinería y a la agricultura hay diferentes tipos de suelos atendiendo entre otras muchas variables a :

  • PH: suelos alcalinos (ph entre 7,5 y 9,5), suelos extremadamente alcalinos (ph superior a 9,5), suelos neutros (ph entre 6,8 y 7,2) y suelos ácidos (ph entre 4,5 y 6,7).

          El PH es indispensable en la disolución de los nutrientes en el suelo y también en la absorción de los mismos por parte de las plantas. Los microorganismos que habitan en el suelo y que lo enriquecen también deben hacer su función biológica a un PH adecuado.

Hay diferentes formas de variar ligeramente el PH de nuestro suelo si éste no es muy adecuado para el cultivo, además de los diferentes sustratos para plantas que podemos encontrar en el mercado.

  • Tamaño de grano y contenido en materia orgánica: arcillosos, limosos, arenosos, mixtos (mezcla de limo y arcilla), suelos humíferos (suelos negros muy ricos en materia orgánica), suelos pedregosos (grano de elevado tamaño y muy pobre en materia orgánica), etc.
  • Permeabilidad: Permeables (drena bien el agua y llega rápido hasta las raíces), y poco permeable (drena poco el agua y se acumula en la superficie del terreno).

Atendiendo a las necesidades de cada especie, un suelo será adecuado o no para determinado tipo de plantas. Hay especies que crecen bien en suelos empobrecidos, permeables y arenosos pero existen otras que requieren suelos ácidos, como por ejemplo, el brezo.

El truco es definir con la mayor exactitud posible el tipo de suelo que tenemos en nuestro jardín.

4. Periodo de floración

Otro consejo que os doy es que prestéis atención al periodo de floración de las plantas a la hora de elegirlas. Esto es importante sobretodo si el jardín es ornamental o en mi caso que utilizo las flores como partes medicinales de las plantas y para elaborar las esencias.

Me gusta procurar que mi jardín esté florecido la mayor parte del año, es decir desde febrero hasta octubre. Para ello he elegido especies de plantas con diferentes periodos de floración y que más o menos van seguidos unos de otros.

Primavera: En febrero florece el romero y las mimosas. En marzo florecen los alelíes y el tomillo. El espliego, la verbena y la caléndula abren sus pétalos en abril. En mayo florecen las salvias, la malva, el cantueso, las rosas, la jara entre otras, dejando lugar para que florezcan la santolina, las lavandas en junio antes del solsticio de verano.

Verano: Tras el solsticio de verano comienzan a abrirse las flores de orégano (se recolectan en la noche mágica de San Juan), las plantas de hipérico, la ajedrea que continúa florecida durante julio y la mejorana también florece en verano. Las caléndulas y los tagetes permanecen en flor durante el estío. 

Otoño: Entre octubre y noviembre también se producen algunas floraciones como de nuevo el romero, las lavandas, la menta y otra multitud de especies que realizan su apuesta por la reproducción antes del invierno.

De esta manera consigo que mi jardín esté bonito y productivo las tres cuartas partes del año.

5. Asociaciones entre plantas

Algunas plantas poseen una propiedad muy útil en agricultura y jardinería llamada alelopatía.

La alelopatía es la capacidad de algunas plantas de segregar, bajo situaciones de estrés ambiental o competencia de recursos, sustancias químicas que interfieren en el desarrollo y crecimiento de otras plantas o seres vivos próximos a ellas.

Así algunas plantas generan alianzas o asociaciones beneficiando el desarrollo de otros seres vivos o por el contrario pueden inhibir su crecimiento.

El estudio de la alelopatía, bastante reciente aún, nos ha dado la oportunidad de poder establecer asociaciones de plantas en nuestros huertos y jardines que sean beneficiosas para éste y el entorno natural.

Ejemplos de relaciones alelopáticas: 

Os comento algunos ejemplos de relación y asociación entre plantas para que entendáis un poco de qué trata la alelopatía y por qué es tan interesante para el diseño de vuestro jardín.

  • Relaciones beneficiosas:

a. Caléndula y albahaca cerca de los tomates:  La albahaca es una planta aromática muy usada en los huertos. Posee sustancias aromáticas muy fuertes que repelen a la mosca blanca, pulgón, mildiu y otras larvas que afectan al tomate. Estos aceites esenciales proporcionan al tomate un mejor desarrollo y sabor, características que puedo atestiguar personalmente y como yo, cientos de aficionados a la jardinería y agricultura del país.

calendula
Flor de caléndula

Las caléndulas y los tagetes son plantas muy beneficiosas en los huertos y jardines puesto que además de su belleza ornamental, segregan una sustancia química en sus raíces que repelen los dañinos nemátodos del suelo en las proximidades del cultivo. Además su esencia repele otros insectos como el pulgón y la mosca blanca.

 

 

b. Salvia y romero: estas dos especies de aromáticas se asocian mutuamente en la lucha contra las mariposas del repollo, escarabajos y moscas.

IMG_20170430_134539
Mis salvias florecidas en mayo.
  • Relaciones desfavorables:

a) Hinojo y hortalizas: el hinojo además de ser una planta bastante invasora es muy competitiva en su entorno generando sustancias que inhiben el crecimiento de otras plantas. Un ejemplo claro es lo perjudicial que es el hinojo para las hortalizas debido a que inhibe su desarrollo.

Hablaré próximamente de la alelopatía en otro artículo específico, ya que me parece un tema bastante interesante e importante en el manejo de la agricultura y el desarrollo de los ecosistemas naturales.

Visitando el vivero

Los lugares donde adquirir diferentes especies de plantas y accesorios de jardinería son los viveros.  A veces elegir un vivero apropiado y qué tipo de plantas escoger puede hacerse un tanto arduo, por ello os voy a dar una serie de consejos que yo misma he aprendido a medida que he ido diseñando y mejorando mi jardín. Estos consejos son personales de mí para vosotros.

IMG_20170428_133019
Imágen de Viveros Tian  (Carrión de Calatrava)  http://www.viverostian.es/
  • Acudid a viveros que tengan diferentes variedades de plantas y semillas (alta diversidad) y también que tengan opción de plantas para cultivo ecológico. Un buen vivero además de plantas ornamentales debe tener un buen surtido de especies autóctonas de la zona en la que se encuentra. Hay viveros que se dedican a abastecer a proyectos de reforestación con lo cual poseen una gran cantidad de especies propias del ecosistema, en mi caso el mediterráneo.
  • Dejaros asesorar por los profesionales que trabajan en el vivero y consultad varias opiniones. Normalmente suelen aconsejar qué tipos de plantas resultan mejores para vuestro jardín, sus cuidados y además ajustándose al presupuesto que tengáis asignado.
IMG_20170428_133034
Gran variedad de especies en el vivero. http://www.viverostian.es/
  • A la hora de escoger las plantas es esencial que os fijéis en la apariencia de las mismas (si están mustias, parecen enfermas o la cantidad y tamaño de las hojas), si están poco o muy florecidas, si tienen muchos capullos o solo flores. En relación a esto, os aconsejo que escojáis una planta florecida pero que tenga aún muchos capullos, señal de que el periodo de floración aún será largo. También debéis fijaros en la cantidad de flores mustias, aunque esto en viveros buenos lo suelen cuidar bastante.
  • A la hora de comprar, id a lo económico y a lo útil. No gastéis un dineral en plantas cuya supervivencia o adaptabilidad al terreno es dudosa, por muy bonita que sea. Yo aconsejo tener muy planificada la orientación y la asociación de las plantas antes de ir al vivero. De igual forma aconsejo no comprar la mayoría a la vez, espaciad la compra y plantación de vuestras plantas para ver como se van adaptando.

Otra opción diferente al vivero es cultivar tus propias plantas del jardín a partir de esquejes de plantas madre y semillas. Es seguramente una manera de hacerlo más económica y disfrutaréis estando un poco más cerca de vuestras plantas y de la naturaleza.

¡Espero que os haya gustado!

Anuncios

5 comentarios sobre “Cómo diseñar y restaurar nuestro jardín (II). Un edén de plantas

  1. Me ha parecido de lo más interesante. Me pregunto si has publicado algo para quien no dispone de terreno para plantar y quiere poner plantas en el balcón como en mi caso. Saber qué plantas son más aconsejables cuando en él da el sol a partir demediodía. Muchas gracias Jana.

    Le gusta a 1 persona

  2. ¡Hola! Gracias por tu comentario. Aún no he publicado nada sobre plantas en terrazas o maceto huertos pero acepto tu sugerencia de buen grado jejeje Tendría que saber algo más sobre las condiciones y orientación de tu balcón pero si no tienes lugares de sombra, ahora en verano te aconsejaría plantas de exterior que resistan la exposición directa al sol y las altas temperaturas. Por ejemplo gazanias, caléndulas, albahacas, pensamientos. La lantana es muy buena opción, mantiene sus flores de vivos colores durante todo el verano y es resistente a climas secos y altas temperaturas. Las aromáticas quedan también muy bien en terrazas y dan buen olor. En fin, hay gran variedad de plantas que puedes poner en el balcón. Riega siempre a primera hora de la mañana o al anochecer, nunca al mediodía. Y quizás debas dar algo de sombra a tus plantas, al menos en algún rincón. Pero estate atento porque seguro que escribiré más acerca de jardinería. ¡Gracias! Saludos

    Le gusta a 1 persona

      1. He puesto pensamientos y estoy errada. Quería ponerte petunias. Los pensamientos resisten las heladas en invierno, por ello sirven para adornan las glorietas de las ciudades en esta estación. La Petunia es una buena opción para verano pues resiste altas temperaturas, florece hasta octubre si la riegas abundantemente. Perdona por el error ¡ Feliz fin de semana! Cualquier cosa me cuentas por aquí!

        Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s