¿Dónde han ido las luciérnagas?

Una mañana de primavera caminando por la orilla del río Guadiana me preguntó una niña si creía en las hadas. Yo sonreí y le contesté un rotundo “¡Claro!” Y le conté que de niña, mi abuelo y yo las habíamos visto varias veces cuando nos acercábamos al río para pescar cangrejos. Me miró asombrada y me dijo ” ¿Cómo eran?” Yo le conté que las habíamos sorprendido mientras bailaban una danza secreta de luz. Una danza mágica que iluminaba la oscuridad nocturna  como pequeñas velas hasta que salía la luna llena.

Realmente fascinada me pidió que fuéramos a buscarlas pues quería verlas. No tuve más remedio que contarle la trágica verdad, no las volví a ver. Ni yo, ni ninguno de los vecinos del pueblo. Se habían ido para siempre.

La niña quedó triste y contrariada, yo sólo pude alabar la genuina inocencia de los niños capaz de pintar a las diosas de la naturaleza como si fueran hadas. Esas hadas, esas diosas del verano son por supuesto las luciérnagas. ¿Dónde han ido esos insectos divertidos y bellos? ¿Desaparecieron sin más para dejarnos historias y cuentos de infancia? Vamos a averiguarlo.

La vida de las luciérnagas

Las luciérnagas son insectos pertenecientes a la familia de los escarabajos (coleópteros). Habitan en prácticamente todo el globo terráqueo pero donde más abundan son en lugares cálidos y húmedos (zonas ecuatoriales y tropicales). Hay unas 2000 especies diferentes de luciérnagas y todas ellas emiten luz. En España por supuesto también existen (Lampyris noctulica es la más común) dejándose ver en las cálidas noches de verano.

La vida de las luciérnagas no es muy larga, apenas dos meses, sin embargo viven con gran intensidad cada una de sus tres etapas: pupa (dentro del huevo), larva y vida adulta.

Después de una larga y luminosa danza de cortejo la hembra pone los huevos en el suelo de los bosques, riberas o zonas de cultivo. Las crías crecerán en forma de pupas.

Una vez que nacen viven con apariencia de larvas siendo en este estadío cuando se las suele confundir con los gusanos luminosos. Estas pequeñas luciérnagas son ávidas cazadoras de caracoles, babosas y gusanos que habitan en el suelo.

Al alcanzar la vida adulta comienzan a diferenciarse los sexos. Los machos son muy parecidos a los escarabajos aunque tienen alas y pueden volar grandes distancias.

lampyris_noctiluca
Luciérnagas hembra

Las hembras son más grandes que los machos, su aspecto se parece más a un gusano de luz con una especie de cuasialas que no les permiten alzar el vuelo. Son luminiscentes, emiten luz e iluminan los bosques tomando el lugar de las hadas o fuegos fatuos del folclore tradicional. 

La luz de la luciérnaga

La magia de las luciérnagas posee un nombre, bioluminiscencia.

La bioluminiscencia es un fenómeno maravilloso y especial que ocurre en la naturaleza. Ocurre desde las profundidades del océano hasta los más profundos bosques del planeta, es el poder de algunos organismos de emitir luz.

Bioluminescencekils
Organismos bioluminiscentes

Las luciérnagas tienen en el abdomen órganos específicos que generan luz. Pero… ¿Por qué ocurre la bioluminiscencia ?

Siempre ha sido uno de los secretos mejor guardados del mundo natural. Los antiguos sabios, ahora llamados científicos, piensan que sirve como señal de peligro para amedrentar a los depredadores que quieren comerse a estos insectos, incluso puede que funcione como una alerta de que algo malo está ocurriendo. Una señal de socorro que se va trasmitiendo de individuo a individuo en la oscuridad.

La luciérnaga hembra se ilumina para encontrar a su pareja, es un reclamo de amor. Así cada especie emite un destello diferente evitando mezclarse entre ellas, es sólo cuando la pareja se encuentra que comienza un vals de luz dibujando estelas en el horizonte.

La bioluminiscencia en las luciérnagas se produce gracias a la luciferina. Esta molécula reacciona con el oxígeno y tras varias reacciones bioquímicas se produce luz. Así de simple y complejo a la vez, como si el gran mago hubiese invocado un cuento de hadas con su varita…

La desaparición de las luciérnagas

Tal y como le conté a la niña no he vuelto a ver aquella danza de luces, pocos han podido hablarme acerca de ella. ¿Dónde han ido las luciérnagas?

No se han marchado. Simplemente han desaparecido de muchos lugares. Los estudios apuntan a la pérdida del hábitat como causa principal. La deforestación y la degradación del suelo en las zonas rurales no permiten que las larvas crezcan.

El uso de insecticidas y sobretodo de helicidas, un producto para eliminar los caracoles (base del alimento de las larvas), ha reducido en gran medida la proliferación de estos insectos.

stars-610670_640
Contaminación lumínica

Pero el problema más grave y que afecta directamente a las luciérnagas es la contaminación lumínica en zonas rurales. Los reflejos de las farolas impiden ver con claridad el reclamo luminoso de la hembra dificultando el cortejo y la puesta de huevos.

Aún quedan algunas poblaciones de luciérnagas en España como: el Parque Natural del Tajo, en Cantabria, Galicia. Pero al Guadiana será difícil que vuelvan.

Algunas veces alguien cuenta que ha visto una perdida entre los pastos, pero lejos queda ya la imagen de mi abuelo y yo en el río siendo testigos del espectáculo de luz. Sólo queda el recuerdo.

Fuentes

  • Nacional geographic (www.nacional geographic.es)
  • El ocaso de las luces nocturnas (Juan José Ibáñez; Madrid+d; 21/04/2012)
  • Fisiología animal (Richard W. Hill; Gordon Awyse y Margaret Anderson; 2006)

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s